¿Sabías qué?
El cinturón de seguridad se inventó en 1959. Su creador, Nils Bohlin, trabajaba para Volvo, pero decidió no patentarlo. Su decisión permitió a todas las automotrices hacer uso libre de su creación, que salvaría miles de vidas.